JAI 2020 - Fabricando con cero defectos gracias a IA

Fecha de publicación
Visualizaciones del artículo Leído 728 veces

Resumen de la ponencia Fabricando con cero defectos gracias a IA realizada por D. Adriel Regueira (Head of IT & Cybersecurity, TecdeSoft Automation) y D. Jorge Sánchez (Business Development Manager, SAS)

Autora de artículo: | Mª Carmen Pousa Besada

Toda empresa que alcanza una implantación estable en el mercado analiza vías para mejorar su cuenta de resultados. Esto conlleva, en primer lugar, estudiar qué aspectos de la producción suponen un mayor coste (menos ganancia) para la empresa.

En unos casos será la producción que se desecha (scrap), en otros, la optimización del funcionamiento de las máquinas, etc.

Esta actuación se divide en tres fases. La primera de ellas es recabar todos los datos de los que dispone la empresa, que puedan influir de alguna manera en la variable que se quiere controlar. El uso de esos datos no es inmediato, sino que precisa de una depuración de los mismos para eliminar así “ruidos” o ítems que puedan distorsionar los resultados.

Una vez hecho esto, se pasaría a una segunda fase en la que se buscan los modelos que mejor se ajusten al comportamiento de los valores recogidos. Estos algoritmos analizan la correlación entre varias variables, qué variables son redundantes, cuáles son principales y cuáles secundarias…

Una vez hecha la selección del modelo es necesaria la intervención de un especialista en algoritmos para que la diferencia entre el ajuste y la realidad sea la menor posible. Para que la empresa auditada confíe en la utilidad del estudio para mejorar su eficiencia es importante presentarle los resultados obtenidos de una manera visual y comprensible.

La implementación del modelo estimado permite anticiparse a la ocurrencia de fallos que motivaban la pérdida de beneficios. Además, en caso de que finalmente la recomendación del algoritmo no se aplique se puede comprobar si el comportamiento de la producción real se ajusta bien a la predicción desechada.

La Inteligencia Artificial es uno de los campos que está permitiendo mejorar la eficiencia de los procesos industriales así como reducir sus costes.