La Fábrica 4.0 se convierte en realidad en FTP gracias a la colaboración con COMAU

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Historias de Exito
Visualizaciones del artículo Leído  557  veces
Tags del artículo

Con sus tres metros de altura y un peso de tres toneladas, AURA es un robot industrial colaborador, que puede prestar asistencia al operario, sin barreras y en la misma estación de trabajo,

La Fábrica 4.0 se convierte en realidad en FTP gracias a la colaboración con COMAU

¿Cómo será la fábrica del futuro? ¿Cómo se organizará? Para responder a estas y otras muchas preguntas sobre el modelo de producción de la industria 4.0, solo hay que visitar la planta de FPT Industrial de Turín, dedicada a la producción de transmisiones y ejes para vehículos pesados.

En esta sección de montaje de ejes para vehículos pesados trabaja AURA (Advanced Use Robotic Arm): un robot diseñado y fabricado por Comau y utilizado en el proyecto HuManS (Human-centered Manufacturing System), creado en el marco de la convocatoria de la Regione Piemonte dedicada a la Plataforma "Fabbrica Intelligente" y en el que han colaborado FPT Industrial, Comau y otras 17 empresas especializadas en el sector. Un proyecto que sitúa al hombre en el centro del sistema de producción, rodeado de máquinas que le ayudan y con las que comparte el espacio en condiciones de plena seguridad.

Con sus tres metros de altura y un peso de tres toneladas, AURA es un robot industrial colaborador, que puede prestar asistencia al operario, sin barreras y en la misma estación de trabajo, para ayudarle a desempeñar las tareas más pesadas y repetitivas y, si es necesario, para dejarse guiar manualmente por él. Prácticamente, AURA coge una pieza del carro de abastecimiento y se la pasa al operario con el que comparte la estación de trabajo. Y en ese momento, la persona toma el control de las operaciones, guiando al robot con un manillar especial, para que el brazo mecánico lleve la pieza al banco de trabajo donde se acopla con una palanca.

Una colaboración y sinergia perfectas, donde cada cual puede dar lo mejor de sí. El robot realiza el trabajo pesado de forma metódica y sin esfuerzo, es el único robot colaborador del mercado que llega a levantar 170 kilos, mientras que la delicada fase de montaje está controlada por el hombre, por su capacidad de adaptarse a situaciones operativas y estrategias de montaje que varían mucho de un modelo a otro.

Pero la fuerza no es el único talento que hace de AURA un robot especial. De hecho, como máquina colaboradora ha de poder percibir una presencia, ya sea otra máquina o una persona, dentro del espacio en el que trabaja y modular su comportamiento de forma coherente. Y para ello, utiliza sus "sentidos" de forma eficiente.

Una "piel sensible" - suave e inspirada en la piel humana - que le ayuda a decidir si tiene que reducir la velocidad a la que se mueve o pararse por completo. Una "vista" en forma de cámara 3D que el robot utiliza para escanear la pieza para captar y comprender su posición. Y finalmente "el tacto" que se expresa mediante una pinza con la que levanta y desplaza el componente con un agarre firme y delicado a la vez. Pero eso no es todo. Para poder trabajar sin barreras junto a un ser humano en la línea de montaje de transmisiones de FPT Industrial, a AURA se le ha dado un verdadero "sexto sentido": un avanzado y complejo sistema de escaneo láser que investiga y controla el espacio de trabajo cuando el brazo está trabajando.

FPT Industrial y Comau participaron de forma activa en el proyecto HuManS desde las etapas preliminares en las que se definían los requisitos y las esferas de aplicación en 2017, con objeto de mejorar y hacer más eficientes los procesos, aplicando nuevas soluciones técnicas para aumentar la ergonomía de las fábricas. Además, en su condición de usuario final, FPT Industrial y Comau han garantizado constantemente una supervisión eficaz de la validez industrial de los resultados, facilitando así su transición del campo científico al campo de aplicación.

“Nos complace haber realizado este proyecto junto con un socio de excelencia como Comau”, dice Giuseppe Daresta, jefe de Manufacturing de FPT Industrial, “La configuración que se ha creado en la planta de Drivelines de Turín representa una fuerte innovación, ya que mejora la ergonomía en las operaciones de ensamblaje manual de elementos pesados gracias a la ayuda de robots que comparten el espacio con el operador en condiciones de seguridad". También representa un importante vehículo de difusión de las nuevas tecnologías que se han desarrollado gracias a la incorporación en un contexto real de producción”.

“La sinergia entre dos empresas tecnológicas líderes como FPT y Comau ha dado lugar a una innovadora solución basada en el robot colaborador AURA. Comau siempre ha desarrollado productos y sistemas que mejoraran los procesos de producción de los clientes en lo referente a flexibilidad, calidad y eficiencia.-comenta Peter Ottavis Chief Technology Officer de Comau- Los cobots y las herramientas digitales son algunas de las principales tecnologías que Comau ha desarrollado siguiendo su enfoque de Industria 4.0, denominado HUMANufacturing, para lograr una colaboración plena y segura en las actividades de producción entre los seres humanos y las máquinas, que deberán ayudar a los humanos en operaciones que suponen mayor velocidad, fuerza y repetibilidad, así como en las más peligrosas”




Descargas