Impresión 3D: Un asiento mejor gracias a robots KUKA

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Historias de Exito
Visualizaciones del artículo Leído  1523  veces

La robótica se encuentra con las tecnologías de fabricación aditiva: dos robots KUKA imprimen muebles en 3D a partir de residuos hospitalarios reciclados

Impresión 3D: Un asiento mejor gracias a robots KUKA

HagenHinderdael es un estudio de diseño fundado en 2020 por Sofia Hagen y Lisa Hinderdael, ambas son arquitectas y diseñadoras. «Nuestro espíritu es celebrar la artesanía de toda la vida y pensar siempre en el ciclo de vida de las instalaciones», afirman. A ambas les encanta trabajar con artesanos locales y con tecnología de vanguardia para realizar ideas recopiladas en todo el mundo.

«Tuvimos la idea de TWINE cuando Rossana Orlandi lanzó su tercera campaña de Guiltless Plastic (plástico sin culpa)», informa Sofia Hagen. Orlandi, una famosa galerista de Milán, invita regularmente a artistas y diseñadores a mostrar sus proyectos para despejar el planeta de una manera notable. Así, HagenHinderdael inventó TWINE.

«Queríamos que nuestros muebles fueran divertidos, cómodos y duraderos, y queríamos usar filamentos fabricados por Reflow», agrega Sofia describiendo su ambición creativa. Reflow es una galardonada empresa social con sede en Ámsterdam que crea material de impresión 3D, los conocidos filamentos, de alta calidad y sostenibles, a partir de residuos plásticos reciclados. La materia prima de TWINE, el filamento rPETG, proviene de antiguas bandejas de hospital.

Una idea en 3D que convence

Cada módulo TWINE tiene 1,06 metros de largo y 50 centímetros de alto, con anchos variables de 30 o 45 centímetros. Para que pueda sentarse solo o con su familia y amigos. A Rossana Orlandi le encantó la idea de este proyecto cuando aún era un borrador, y TWINE se convirtió en finalista del premio RO PlasticPrize 2021. Quien gana este premio para objetos hechos de plástico reciclado ocupa los titulares de toda Europa. Por lo tanto, el asiento TWINE se envió a Milán para la exhibición de funciones.

Conoce el material: Ai Build como socio experimentado

HagenHinderdael contrató a Ai Build en Londres, que había trabajado con filamentos Reflow en varias ocasiones, como su fabricante. Ai Build es una empresa de software como servicio fundada en 2015 que «actualmente emplea a 20 personas y 5 robots KUKA», informa el COO Michail Desyllas. Trabajan predominantemente para empresas de primer orden que operan en la industria aeroespacial, automotriz, de la construcción, marina y energética. Pero también hay un interés creciente entre los arquitectos y diseñadores, informa Desyllas.

Se debe garantizar la durabilidad y la estética, sin intervención humana

Crear piezas para una exposición en Milán fue algo emocionante y nuevo para Ai Build. Según Desyllas, «el mayor desafío para este proyecto en particular fue la geometría de las piezas y el acabado estético deseado. Esto significaba que no se permitía ningún apoyo».

La impresión 3D debería generar módulos lo suficientemente perfectos y el hombre no debería interferir. Ai Build decidió que un robot KR30 L16 (serie KR IONTEC) y un robot KR90 R2700 (serie KR QUANTEC) deberían hacer el trabajo, «porque estos robots tienen el alcance para permitir la producción de estas piezas. Además, están completamente integrados con nuestro software, lo que nos permite realizar un control en tiempo real de la calidad y recibir notificaciones de defectos», dice Desyllas.

Dos robots KUKA permiten la diversidad en 3D

Pasaron menos de dos semanas desde el pedido hasta que se tuvieron los muebles terminados. Dado que TWINE tenía que verse tan natural como las olas de la playa, Ai Build construyó un molde con forma de cama doblemente curvada para que la mezcla impresa en 3D se enfriara y endureciera. Los elementos más pequeños se crearon con el KR30 L16 y los más anchos con el KR90 R2700, ambos equipados con un sistema de extrusión de filamentos. Este sistema puede transportar hasta cuatro flujos de filamentos diferentes en diversos colores, posibilitando un degradado de transparencias.

Fabricación aditiva: La importancia del tiempo

Desyllas admite que colocar el filamento rPETG calentado en el molde, capa por capa, fue un poco complicado: «Cada capa debe colocarse dentro de un cierto periodo de tiempo. No demasiado rápido después del anterior, para evitar la flacidez, y no demasiado lento, para evitar problemas de adhesión». Sin embargo, gracias a la buena preparación, así como a la diligencia de los robots, lograron crear muebles atractivos, duraderos y cómodos listos para sentarse.

Así que cada elemento TWINE pasó los controles de calidad, que según Desyllas, fueron realizados por «el software y el ojo siempre atento del sistema de cámaras de nuestros robots». Sofia Hagen y Lisa Hinderdael estaban contentas con el resultado, enviaron TWINE a Milán y se ganaron los corazones de los amantes del arte y los muebles de diseño.

 

Creado para viajar por el mundo

Aunque TWINE no ganó el RO PlasticPrize, su viaje acaba de comenzar. A finales de septiembre se convirtió en parte del programa de diseño «Planted» durante el Festival de Diseño de Londres de este año. En marzo de 2022, TWINE se mostrará en el Vorarlberger Architektur Institut en Austria. HagenHinderdael está listo para personalizar y arreglar TWINE para los amantes de las artes y los clientes corporativos de todo el mundo, sabiendo que se puede confiar en Ai Build y sus robots KUKA.

Los nuevos elementos TWINE se pueden personalizar y serán impresos por el italiano socio de KUKA Caracol-AM. «Fabricarán los muebles con nuestro software y Ai Build probará cada nuevo producto en cooperación con ellos», afirma Michail Desyllas. Y detrás de todo esto, está la idea de Lisa Hinderdael y Sofia Hagen de dar nueva vida a los residuos de los hospitales y mostrar lo bonito que puede ser el plástico.




Descargas