"Hay que revisar el modelo de suministro"

"Hay que revisar el modelo de suministro"

Xavier Izquierdo, director general

¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

El contexto actual ha puesto de relieve varios aspectos que hay que acelerar o revisar. El primero de todos es la necesidad de digitalizar la industria y las empresas. La Industria 4.0, que pocos habían aplicado hasta el momento, cobra más relevancia ahora que nunca. Creo que las empresas empezarán a tomar más en cuenta la aplicación de este tipo de tecnologías.

Otro aspecto a tener en cuenta es la conectividad entre empresas. Las empresas empezarán a tener más en cuenta canales que ya existían, pero en los que se resistían a invertir. Un ejemplo es el intercambio de ficheros automáticos entre ERPs para minimizar errores y facilitar el teletrabajo. En España todavía había empresas que veían ese servicio que ofrecíamos algunas empresas como Lapp como innecesario y ahora han observado que es más relevante que nunca. Por último destacaría las cadenas de suministro, que también van a sufrir una revisión.

¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

Desde Lapp invertimos mucho en investigación observando de cerca las nuevas tendencias de mercado. Llevamos muchos años invirtiendo en desarrollar soluciones de comunicación adecuadas para el entorno industrial que permitan la automatización segura de los procesos y maquinaria. Estas son las soluciones que tienen más demanda actualmente, sobre todo las basadas en Ethernet y en por las que las empresas apostarán más. Al final se van a acelerar tendencias que ya estaban en curso.

Además, desde Lapp hace tiempo que estamos investigando sobre otras tendencias a futuro, como es el cambio de uso de corriente alterna a corriente continua en la industria. Aunque este tema tardará en incorporarse, cada vez se empezará a oír más en el mercado y necesitará de cables y soluciones con diseños diferentes para poder ser más eficientes y duraderos.

¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

Lapp ya disfrutaba de una cadena de suministro muy robusta y descentralizada, con múltiples almacenes repartidos en varios países y un gran nivel de existencias de productos. Igualmente, con la nueva situación que ha planteado la COVID-19, tomamos algunas acciones adicionales como aumentar stocks a nivel local de determinados productos y un control más pormenorizado de la parte logística. Esto nos ha permitido mantener nuestro servicio en funcionamiento, con pocas incidencias teniendo en cuenta la situación.

¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

Hay que revisar el modelo de suministro, sobre todo según qué materias primas y productos. Es muy posible que la nueva normalidad busque tener una dependencia menor del exterior o al menos tener más alternativas aseguradas.

¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

Las previsiones han evolucionado, lógicamente, a la baja para este año. Pese a todo Lapp es un proveedor muy transversal que cubrimos todo tipo de sectores, por lo que la bajada no ha sido dramática, como si ha pasado en otros sectores. En relación al año 2021, lo iremos viendo. Nuestras expectativas son optimistas y esperamos que la industria poco a poco vuelva a sus niveles normales.

¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

Es importante que haya eventos como las DIGITAL JAI, que al ser digitales no implican riesgos para la salud de las personas. Ahora es cuando muchas industrias necesitan conocer cuáles son las novedades, servicios y soluciones que los podemos ofrecer marcas como Lapp y las otras que participan en las JAI para mejorar sus instalaciones y hacer que sus procesos sean más eficientes. Este tipo de eventos son muy relevantes para el sector.