Legislación relativa a los motores eléctricos en 2023: ¿qué va a pasar entonces?

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Weg
Visualizaciones del artículo Leído  1405  veces

En 2023, los nuevos motores eléctricos entre 75 kW y 200 kW de potencia nominal destinados al mercado europeo tendrán que ser de clase IE4

Legislación relativa a los motores eléctricos en 2023: ¿qué va a pasar entonces?

Los motores eléctricos consumen aproximadamente el 45 % de la energía consumida en todo el mundo, con sólo en Europa más de 8 000 millones de motores eléctricos en servicio. En Julio de 2021 entró en vigor una nueva reglamentación sobre diseño ecológico en la que se establecen nuevas categorías de rendimiento energético para motores eléctricos y variadores de velocidad. La segunda fase de los cambios de la reglamentación entra en efecto el 1 de julio de 2023, ampliando el alcance de estos cambios. 

Marek Lukaszczyk, el responsable de marketing para Europa y Próximo Oriente del fabricante de motores eléctricos y accionamientos WEG, trata aquí los próximos cambios y lo qué van a significar para la industria.

Dentro de los objetivos de sostenibilidad y rendimiento de la Unión Europea, el reglamento 2019/1781 fue actualizado en julio de 2021. Este reglamento establecía que los motores eléctricos y los variadores de velocidad tenían que cumplir unos niveles mínimos de rendimiento energético. El rendimiento energético se define como la relación entre la potencia útil mecánica de salida y la potencia eléctrica de entrada. El rendimiento energético está clasificado por las clases de rendimiento energético internacionales IE, siendo la clase IE1 la de menor nivel, la clase IE4 actualmente la de mayor nivel, estando actualmente la clase IE5 aún en proyecto.

Desde julio de 2021, todos los motores trifásicos entre 0,75 kW y 1 000 kW de potencia nominal deben ser de clase de rendimiento IE3. Y, por primera vez, los variadores de velocidad indicados para uso con los motores eléctricos cubiertos por este reglamento tienen ahora que ser de clase de rendimiento IE2.

En 2023, los nuevos motores eléctricos entre 75 kW y 200 kW de potencia nominal destinados al mercado europeo tendrán que ser de clase IE4, lo que hará que la UE sea el primer lugar en el que se exigirá la clase de rendimiento IE4 para algunos motores eléctricos. Los motores monofásico de potencia nominal igual o superior a 0,12 kW tendrán también que ser como mínimo de clase IE2 bajo la nueva reglamentación.

Los requisitos de información sobre el producto relativos a los motores eléctricos y los variadores de velocidad van a cambiar también en 2023: será obligatorio indicar información suplementaria sobre el rendimiento correspondiente a diferentes velocidades, cargas y pares, lo que permitirá al proyectista optimizar el rendimiento de sistemas en todo tipo de procesos.

Con la renovación de sus motores eléctricos y variadores de velocidad, el comprador no sólo puede hacer que sus procesos sean más sostenibles en anticipación de los cambios de la reglamentación, sino también aprovechar los beneficios económicos del aumento del rendimiento. La energía constituye una parte importante del coste total de un motor eléctrico durante todo su ciclo de vida, por lo que invertir ahora en un motor o variador de velocidad de mayor rendimiento es una opción más económica.

WEG ya tiene una gama de motores eléctricos industriales clasificados para zonas peligrosas y de clase de rendimiento IE4 que ofrecen importantes ahorros de energía. Los motores eléctricos para zonas peligrosas de WEG son de alto rendimiento, permitiendo al comprador adelantarse en el cumplimiento de la nueva reglamentación de 2023.

Además, WEG ha lanzado recientemente la nueva aplicación móvil WEG EcoDrive. Disponible a través de App Store y Google Play, esta aplicación puede conectarse a los motores eléctricos y los variadores de velocidad de un sistema para monitorizar sus prestaciones. La aplicación calcula automáticamente los puntos de funcionamiento de los equipos y puede comprobar la potencia utilizada, asegurando que el operador pueda operar los equipos de modo efectivo.

Al ser responsables los motores eléctricos de tan importante proporción del consumo mundial de energía eléctrica, esta herramienta constituye otro importante paso hacia los objetivos de rendimiento y sostenibilidad de Europa y el Reino Unido.

El comprador puede anticiparse a estos cambios cuando compra motores eléctricos y variadores de velocidad que ya cumplen la reglamentación de 2023. Dependiendo de la aplicación y el uso de un motor eléctrico, una simple renovación puede generar importantes ahorros financieros, permitiendo al comprador evitar innecesarios costes de sustitución más adelante.

/noticias/marcas/62-weg




Descargas