Los ingresos por ventas de Kuka cayeron un 19,4% en un 2020 marcado por la pandemia

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Empresas
Visualizaciones del artículo Leído  350  veces
Tags del artículo

"Se necesitan estructuras más racionalizadas para estar preparados para un mercado que ya era difícil antes de la pandemia y que tardará en recuperarse", dijo Peter Mohnen, CEO de Kuka Group, al presentar resultados

Los ingresos por ventas de Kuka cayeron un 19,4% en un 2020 marcado por la pandemia

La pandemia de coronavirus golpeó duramente a la industria el año pasado y Kuka, como firma proveedora del sector productivo, también ha sido golpeada por los efectos de la pandemia. Si bien la firma presentó en su tercer trimestre unos resultados que mostraban una tendencia a la recuperación, estos no pudieron compensar las caídas en el primer semestre del año y en el cuarto trimestre. Los pedidos recibidos por el Grupo en 2020 se rebajaron así un 12,5% interanual hasta los 2.792,2 millones de euros. Los ingresos por ventas cayeron un 19,4% hasta 2.573,5 millones de euros. Pese a ello, la compañía ya ha implementado medidas "de economía y eficiencia" que le permiten arrancar el nuevo año fiscal desde una posición estable y sin deudas. Además, desde la dirección se ha confirmado una fuerte apuesta por el I+D.

"Gracias a la rápida implementación de medidas de seguridad integrales y a una sofisticada planificación logística, pudimos servir a nuestros clientes en todo el mundo sin grandes interrupciones. Sin embargo: COVID-19 nos impactó globalmente en todas las áreas, desde la producción hasta el servicio al cliente y desde las cadenas de suministro hasta el trabajo diario. Gracias a medidas estrictas, sin embargo, salimos de este año fiscal netos libres de deuda y en una posición financiera estable", dijo Peter Mohnen, CEO de KUKA Group. Con 37 millones de euros, el flujo de caja libre en 2020 fue considerablemente superior al de los años anteriores (2019: 20,7 millones de euros).

Medidas de economía y eficiencia, inversiones en investigación y desarrollo

"Se necesitan estructuras más racionalizadas para estar preparados para un mercado que ya era difícil antes de la pandemia y que tardará en recuperarse", dijo Mohnen. Con el fin de estabilizar el Grupo a largo plazo, Kuka ha implementado medidas integrales de economía y eficiencia. El CEO Mohnen expresó su agradecimiento: "Lo que todos y cada uno de los miembros del equipo han logrado merece mi máximo respeto". Los efectos de las medidas especiales, junto con la disminución de pedidos e ingresos por ventas relacionados con el coronavirus, llevaron a un EBIT negativo de -113,2 millones de euros (2019: 47,8 millones de euros).

Pese a la situació, Kuka ha hecho grandes ahorros, particularmente en áreas indirectas, pero también ha invertido en investigación y desarrollo y, por lo tanto, en la viabilidad futura del Grupo. El gasto en I+D aumentó en 2020 a 178 millones de euros (2019: 160,5 millones de euros). El margen del EBIT cayó del 1,5% al -4,4%. Los dos segmentos de Kuka Swisslog y Swisslog Healthcare, expertos en intralogística y automatización hospitalaria y farmacéutica, fueron las únicas dos divisiones de Kuka con un EBIT ligeramente positivo en 2020.

Crecimiento en China en todas las áreas de aplicación

La robótica y la automatización están cada vez más en foco, particularmente después de las experiencias de la pandemia de coronavirus: los pedidos recibidos en este segmento aumentaron un 7,4% interanual hasta los 490,4 millones de euros. "Durante la crisis económica de 2020, China fue el único mercado que registró un crecimiento. Aquí, pudimos ganar pedidos y entrar en empresas cooperativas no solo en áreas tradicionales como la automotriz, sino también en sectores más nuevos como la salud y la industria 3C", comentó Peter Mohnen. "También esperamos crecimiento en China este año y hemos estado impulsando desarrollos específicos como el KR SCARA y nuevos tipos de robots pequeños para lograr esto. El éxito en este importante mercado futuro impulsará a Kuka hacia adelante a nivel mundial".

Kuka también espera que la recuperación económica continúe en todo el mundo y anticipa mayores ingresos por ventas y un EBIT positivo en 2021. "La automatización saldrá de esta crisis como un ganador a mediano plazo", dijo Peter Mohnen. Esto se reflejará en un aumento considerable de la demanda. A pesar del bloqueo, los pedidos recibidos y los ingresos por ventas fueron más altos año tras año durante el primer trimestre de 2021. En particular, se espera que el EBIT sea significativamente mejor que en el período del año anterior.

Misión 2030: robótica y automatización para todos

La pandemia ha impulsado masivamente la digitalización y el uso de nuevas tecnologías en numerosos sectores, como la sanidad y el comercio electrónico. Estas áreas, que están experimentando una gran demanda, continuarán desarrollándose dinámicamente, también gracias a la automatización. "En los próximos años, la gente se encontrará cada vez más trabajando junto con robots en más y más campos nuevos. Todos tendrán que ser capaces de trabajar con estas tecnologías de forma rápida e intuitiva", dijo Peter Mohnen. Kuka ahora está sentando las bases para esto mediante el desarrollo de un sistema operativo fácil de usar que será parte de todo un ecosistema, proporcionando acceso a programas, aplicaciones, servicios y accesorios. Kuka presentará un avance inicial de este sistema operativo del futuro en la Hannover Messe virtual en abril.