El Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja inaugura sede en Teruel

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Empresas
Visualizaciones del artículo Leído  1030  veces

Rafael Mateo, CEO de Acciona Energía y Diploma de Honor 2021 del Colegio, defendió en la charla inaugural la necesidad de acelerar la transición energética e invitó a los ingenieros "a diseñar las tecnologías del futuro"

El Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja inaugura sede en Teruel

“Teruel cuenta con una nueva casa en la que los ingenieros industriales encontrarán el apoyo necesario a su formación técnica y el acompañamiento a lo largo de toda su trayectoria profesional”. Así ha definido hoy la nueva sede del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja su decano, Salvador Galve, en el acto de inauguración presidido por la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, que ha asegurado que “las puertas del Ayuntamiento están abiertas para toda la ciudadanía y de manera especial para colectivos de tanta importancia como este”.

La alcaldesa ha destacado la importancia del papel de los ingenieros en la sociedad, a los que ha definido como “personas resolutivas, que buscan soluciones y lo hacen en un tiempo razonable”. “Con más ingenieros en la administración y la política, seríamos seguramente más eficaces”, ha añadido.

En esta misma línea se ha expresado el alcañizano Rafael Mateo Alcalá, Consejero Delegado (CEO) de Acciona Energía, a quien el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja acaba de anunciar la concesión de su máxima distinción, el Diploma de Honor 2021, y que ha sido el encargado de ofrecer la charla inaugural.

La inauguración de la nueva sede, que dispone de un moderno salón de actos, un despacho y tres aulas multifuncionales para ofrecer formación y acoger gestiones profesionales, ha contado con la presencia de diversas autoridades del Departamento de Industria, la subdelegación del Gobierno de España y la Delegación del Gobierno de Aragón en Teruel, así como el decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Valencia.

Ingeniería Industrial: la profesión más versátil

“Pertenezco a la delegación de Teruel del Colegio de Ingenieros de Aragón y La Rioja desde hace 39 años y es una enorme satisfacción volver a esta casa”, ha reconocido Rafael Mateo Alcalá, Consejero Delegado (CEO) de Acciona Energía al iniciar la charla inaugural.

Además de recordar su trayectoria profesional, que comenzó como becario en la Central térmica de Andorra, de la que llegó a ser director, Mateo Alcalá ha reivindicado el papel de los ingenieros: “Estamos especializados en inventos, en cambiar el mundo”. Además, se ha mostrado convencido de que “la ingeniería industrial es la profesión más versátil que conocemos”. Por eso, ha asegurado que “todos contrataríamos a un ingeniero industrial porque es un perfil flexible, ágil y capaz; que busca soluciones y las busca deprisa”. Y ha incidido en la importancia de incentivar el acceso de las mujeres a los perfiles STEM. “Ya estamos viendo mujeres en las escuelas de Ingeniería con expedientes brillantes, porque hay que reconocer que ellas son brillantes”, ha asegurado.

A lo largo de su ponencia, Rafael Mateo Alcalá ha defendido la necesidad de acelerar la transición energética y ha apostado claramente por un mundo descarbonizado. “Tenemos una enorme responsabilidad en diseñar las tecnologías del futuro”, ha indicado a un Salón de Actos repleto de colegas de profesión. “Hace 40 años la energía se producía quemando carbón, ahora se hace con las renovables. Los avances tecnológicos son los que nos van a mover. “Por primera vez en 2.000 años, la energía se produce sin quemar combustible: leña, petróleo, carbón, gas…. Hoy, la energía se produce a partir del sol o el viento. Recursos naturales, limpios, autóctonos y gratuitos”.

En este sentido, ha insistido en la necesidad de promover las infraestructuras de energías renovables siempre desde el máximo respeto al territorio. “Hoy los ingenieros tenemos la obligación de dotar a la sociedad de la tecnología, pero con respeto a la sociedad. En todas las instalaciones industriales hay un aspecto fundamental: cómo contribuye al entorno local, a la creación de empleo, a la generación de riqueza en el territorio… el cash flow social”, ha explicado. “Tenemos responsabilidad en la transición ecológica y también en la transición social”.