Más inversión en aeronáutica, en la pyme y compromiso medioambiental

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Eventos y Ferias
Visualizaciones del artículo Leído  2566  veces

La primera edición del Space & Industrial Economy 5.0 Sevilla Virtual Summit confirmó la apuesta de las administraciones, patronales y asociaciones por consolidar una industria avanzada en la era del COVID-19

Más inversión en aeronáutica, en la pyme y compromiso medioambiental

La primera edición del Space & Industrial Economy 5.0 Sevilla Virtual Summit, cumbre centrada en el desarrollo aeroespacial y la industria avanzada, dejói relevantes mensajes para la industria. Aquñi una recopilación de las reflexiones más relevantes de la cumbre qur puso en el centro la sostenibilidad para el desarrollo deuna industria cada vez más innovadora y consolidada en España:

Secretario General de Industria y de la PYME, Raül Blanco, ha anunciado que la Secretaría General de Industria y de la PYME aportará 636 millones de euros en 2021 a programas aeronáuticos y de defensa, así como otros 250 millones a la nueva generación de satélites Spainsat, de la empresa Hisdesat (grupo Hispasat). Ha destacado también la importancia de los satélites en proyectos de ciberseguridad y vehículos conectados; y ha animado a las empresas españolas a presentar sus proyectos de inversión industrial para formar parte del Mapa de Proyectos Tractores a nivel nacional creado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Según la Presidenta de la Asociación Española para la Inteligencia Artificial (AEPIA), Amparo Alonso, la estrategia nacional en IA (presentada recientemente por Pedro Sánchez) se dota con una inversión pública de unos 600 millones de euros para el período 2021-2023, a los que se añade el fondo de capital riesgo Next Tech, de iniciativa público-privada, para impulsar el emprendimiento digital y el crecimiento de empresas en torno a la IA, “pero además, esta inversión debería complementarse con una inversión privada de las empresas que nos permita lograr la economía basada en el conocimiento que necesitamos para que España transforme esta oportunidad en una realidad que nos permita situarnos en el mapa del futuro”. La Presidenta de la AEPIA considera que estamos ante es un momento crucial para las empresas, en el cual “abrazar con inteligencia humana a la Inteligencia Artificial” tiene la capacidad de hacerlas más ágiles y competitivas, y la trasformación digital las llevará hacia una economía basada en gran parte en datos. “Es básico que la empresa entienda qué datos son necesarios para desarrollar las aplicaciones que le interesan, diseñar una buena estrategia y buscar una aplicación de negocio que aborde una necesidad real, diseñando equipos ágiles, multifuncionales y diversos”.

Según la Secretaria General de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación y Presidenta del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Teresa Riesgo, recordó que que “la industria española ha liderado una gran misión en la ESA, el Monitoreo de la Temperatura de la Superficie Terrestre (LSTM), del programa Copernicus con un contrato de más de 380 millones de euros”. Dicho programa es “un elemento esencial en todo lo que tiene que ver con la observación de la Tierra,
permitiendo aplicaciones tan diversas como la medición del cambio climático y el control medioambiental, pero también la agricultura inteligente. Además, los datos proporcionados harán crecer a la ciencia y la innovación, permitiendo que aparezcan nuevas empresas, modelos de negocio y aplicaciones que van a hacer nuestra vida mejor. Esto es lo fundamental, que una infraestructura compartida pueda convertirse en un elemento para mejorar nuestras vidas.”

Massimo Craglia, que lidera la Unidad de Economía Digital del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, ha avanzado que el centro de investigación que lidera está desarrollando “dos primeros gemelos digitales para la adaptación al cambio climático y para el estudio y prevención de catástrofes naturales, como inundaciones, que ocurren cada vez con más frecuencia”. Asimismo, ha anunciado que preparan otro gemelo digital destinado al análisis de los océanos, y ha destacado ámbitos de aplicación como las smart cities, a nivel de infraestructuras, transporte y energía. Massimo Craglia incidió en un proyecto de la “población sintética”, un área novedosa en el ámbito de los modelos digitales: “Lo que hacemos es crear un entorno y población artificial con los mismos comportamientos sociales y económicos que personas reales, pero al usar IA, podemos segmentar las estadísticas y diseñar políticas más personalizadas, dirigidas a colectivos o zonas concretas”. De este modo, se han estudiado el confinamiento a causa de la Covid19 y la posterior desescalada, “creando un modelo de datos para cada actividad económica, e identificando el nivel de riesgo para cada persona a partir de sus desplazamientos, cuántos contactos han tenido o si han utilizado transporte público. Por ejemplo, en Francia hemos tenido acceso a sus datos y hemos creado una población sintética de 73 millones de personas, donde vemos cuál es el patrón de transporte para ir al trabajo, los desplazamientos, etc. Esto fue muy útil para generar directrices para toda Europa, sobre la hipótesis de que podía haber patrones similares”.

Aquilino Peña, Presidente de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI), señaló que las inversiones de capital riesgo en el tejido pyme han crecido un 30% durante la pandemia. EL experto detalló que las grandes corporaciones pueden financiarse en mercados de capitales que, en cambio, están cerrados para las pymes y, por tanto, la única fuente de capital a la que tienen acceso es el capital desarrollo, que se convierte en canal de transmisión de un dinero que se destinará a digitalización, transición energética y, sobre todo, creación de empleo. "Aunque la inversión en España ha caído un 40%, en el tejido pyme ha registrado un descenso muy inferior, de en torno al 7%. Las inversiones internacionales han aumentado y las de capital riesgo han crecido un 30%. España sigue estando en el mapa inversor, y el descenso de grandes operaciones se traduce en ese 40%, pero se está recuperando en el final de año”.

Jordi Hereu, presidente de Hispasat, destacó cómo la industria espacial es innovadora por naturaleza: facturó más de 860 millones de euros el año pasado y dedica a innovación más del 11% de facturación (frente una media nacional por debajo del 2%), genera ocupación de calidad de alta cualificación, es competitiva, dedica más del 75% a exportación, y sus innovaciones se trasladan en un periodo cada vez más corto al resto de sectores productivos industriales. Respecto a la evolución de la compañía, su presidente ha afirmado que “Hispasat ha pasado de ser gestor de infraestructuras, que siempre serán imprescindibles, a ser una empresa volcada en el análisis de las necesidades presentes y futuras de conectividad de la población, desarrollando servicios y soluciones para grandes nuevos nichos de mercado, como la conectividad rural, para convertir España en un país con un territorio inteligente en toda su geografía.” Hereu también ha querido señalar que los satélites “tienen mucho que aportar a los ODS”, en ámbitos como monitorizar el cambio climático, la seguridad, la observación de la tierra, usos científicos, navegación, etc.".

Descargas