COVID-19: prioridades para la ingeniería mecánica

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Mercado
Visualizaciones del artículo Leído  752  veces
Tags del artículo

Las empresas de ingeniería mecánica verán caer en un 5% su producción. Para asegurarse de que emergen más fuertes después de la COVID, las empresas de ingeniería mecánica deben abordar temas estratégicos ahora. 

COVID-19: prioridades para la ingeniería mecánica

La crisis de Covid-19 presenta a las empresas de ingeniería mecánica y de plantas desafíos sin precedentes, desde escasez en la cadena de suministro y paradas temporales en la producción hasta el aplazamiento o incluso la cancelación de inversiones de capital. Esto se suma a la recesión en curso en la industria que comenzó en 2018. Los jugadores deben actuar con rapidez para mitigar los riesgos. Pero también deben desarrollar estrategias para su posicionamiento a largo plazo, de modo que puedan salir de la confusión más fuertes y en mejor forma para el futuro.

El coronavirus golpea una industria en declive

La industria de la ingeniería mecánica y de plantas ha estado en declive desde 2018. El deterioro en el pronóstico de desempeño financiero de la industria para 2018 y 2019 se ha confirmado y sin duda continuará, impulsado por un menor crecimiento de lo esperado en China (debido a la guerra comercial en curso y mercados internos débiles), sanciones continuas a Rusia e Irán, y el impacto negativo del Brexit. Ahora, además de todo esto, la industria se enfrenta a uno de los mayores desafíos que ha visto en la forma de la crisis de Covid-19, que trajo como consecuencia paradas de producción, escasez en la cadena de suministro y el inevitable aplazamiento o cancelación. de inversiones de capital.

La VDMA (Asociación de la Industria de Ingeniería Mecánica) pronostica una caída del 5% en la producción en 2020. Nuestras propias observaciones, basadas en una encuesta de más de 300 expertos internacionales de la industria realizada en el cuarto trimestre de 2019, indican desafíos clave en el área de estructuras de costos , modelos de negocio y cultura de desempeño a corto, mediano y largo plazo. En otro estudio de Ronand Beger, se examinan a más de 40 actores líderes de la industria en países de habla alemana y encontramos una caída de un punto porcentual en el margen EBIT (la relación entre los ingresos operativos y las ventas netas) desde 2017, y una disminución en el margen EBIT en casi la mitad de las empresas de 2018 a 2019. Una cuarta parte de las empresas también experimentó una disminución en las ventas de 2018 a 2019, y muchas estaban más apalancadas y menos líquidas en 2019 que en 2007, antes de la crisis financiera, lo que indica un riesgo real de dificultades financieras.

"El impacto final de la crisis de Covid-19 es imposible de estimar en la actualidad, aunque estamos siguiendo de cerca su progresión", explican desde Roland Berger. "Las empresas vieron una mayor entrada de pedidos en enero de 2020 que en enero de 2019, pero ahora esperan una caída del 88% en los pedidos debido al virus. La crisis impacta tanto en el lado de la oferta como en el de la demanda: las cadenas de suministro de hoy son más complejas que en el pasado y dependen más fuertemente de los proveedores chinos en particular, mientras que por el lado de la demanda las empresas dependen más que nunca de industrias clave como la automotriz, ellos mismos recibirán una paliza de la crisis de Covid-19".

Prioridades para las empresas de ingeniería mecánica y de plantas

Claramente, las empresas de ingeniería mecánica y de plantas deben actuar con rapidez. Las seis prioridades identificadas por Roland Berger para ello son:

Primero, las empresas deben tomar medidas inmediatas para proteger la salud de su fuerza laboral e identificar cualquier vulnerabilidad dentro de sus organizaciones, "la mayoría de las empresas ya lo han hecho", aclaran. En segundo lugar, deberían considerar ajustar su capacidad reduciendo sus operaciones o cerrándolas por completo: "observamos que esto ocurre ahora". En tercer lugar, deben garantizar la liquidez a corto y medio plazo. El cuarto paso será asegurar la financiación y el acceso a los paquetes de ayuda del gobierno, lo que esperamos que suceda en los próximos días y semanas. La quinta prioridad es que las empresas se preparen para un reinicio eficiente cuando pase la fase crítica de la crisis. Esto les permitirá, en última instancia, emerger más fuertes y mejor preparados para el futuro.

"El desafío al que se enfrentan las empresas en estas circunstancias difíciles es doble y afecta tanto a su liquidez a corto plazo como a su rentabilidad a largo plazo. En el área de la liquidez, las empresas pueden consolarse con el hecho de que los proyectos existentes generalmente tienen plazos de entrega largos, lo que respalda sus entradas de efectivo, al igual que el negocio de servicios en curso". Las estructuras de costos son principalmente fijas, pero existen algunas posibilidades para ajustarlas rápidamente cuando los pedidos se cancelan o retrasan. En el ámbito de la rentabilidad, las empresas tienen pocas opciones para contrarrestar el efecto de los proyectos cancelados. Esto hará que su negocio de servicios sea cada vez más importante para respaldar sus resultados finales.

Según Roland Berger, para asegurarse de que emergen más fuertes al otro lado de la crisis, las empresas de ingeniería mecánica y de plantas deben abordar temas estratégicos clave ahora. Esto les permitirá reiniciar una vez que pase la crisis con un plan de acción sólido firmemente establecido.

"Nuestras recomendaciones para empresas difieren según el tipo de empresa". Roland Berger identifica seis "arquetipos" de empresas en términos de tamaño, mercado, segmento y enfoque tecnológico. "Por ejemplo, los conglomerados con una amplia cartera de mercado podrían considerar la posibilidad de crear o desinvertir unidades de negocio específicas con un perfil de alto riesgo, intensificar la inversión en las áreas de crecimiento actuales y garantizar unos gastos generales ajustados y funciones indirectas. Los jugadores de nicho con un enfoque en la tecnología pueden querer apuntalar su ventaja tecnológica y considerar asociaciones para soluciones de automatización y servicios digitales. Y los nuevos participantes, los jugadores más pequeños del mercado, podrían considerar asociarse o adquirir un proveedor más grande para poder escalar rápidamente su negocio".

Independientemente del curso que tome la crisis actual, la industria se enfrentará a tiempos difíciles, según Roland Berger. "Sobrevivir en la lucha diaria es esencial, por supuesto, y una cuestión de primera prioridad. Pero las empresas deben asegurarse de no centrarse en los problemas actuales a expensas de prepararse para el futuro. La crisis de Covid-19 pasará, mientras que los desafíos que ha enfrentado la industria en los últimos años continuarán. Planificar a largo plazo y tener una visión clara de los objetivos para el futuro garantizará que las empresas sientan las bases estratégicas para la vida después del virus".