Una nueva estrategia de normalización para Europa

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Tecnología
Visualizaciones del artículo Leído  696  veces

El objetivo de la Nueva Estrategia de Normalización lanzada por la Comisión Europea es reforzar el papel clave de las normas para un mercado interior resiliente, ecológico y digital, además de reforzar la competitividad de la UE a escala mundial.

Una nueva estrategia de normalización para Europa

La sede de la Asociación Española de Normalización, UNE, ha acogido la presentación de la nueva Estrategia Europea de Normalización, que refuerza el papel clave de las normas técnicas para un mercado único europeo resiliente, ecológico y digital, además de permitir un mayor apoyo a la autonomía estratégica, el liderazgo mundial y la competitividad europeas.

Dicha estrategia, lanzada por la Comisión Europea a principios de año, también reafirma el importante rol de los organismos europeos de normalización CEN, CENELEC y ETSI, de los que UNE forma parte como miembro español, en el desarrollo de normas que impulsen el mercado interior y las transiciones verde y digital.

Con cinco ejes principales, la estrategia subraya la importancia del principio de delegación nacional en el desarrollo de las normas europeas y el necesario liderazgo de los miembros europeos en el desarrollo de normas internacionales en ISO e IEC, en áreas de prioridad estratégica para las instituciones y agentes económicos europeos. Además, también salvaguarda el carácter único del Sistema Europeo de Normalización, basado en los mercados, inclusivo y estructurado mediante una colaboración público-privada, coherente, eficaz y robusta.

Ejes de la Estrategia Europea de Normalización

La nueva Estrategia Europea de Normalización contiene cinco ejes principales de actuación, que son los siguientes:

1. Anticipar, priorizar y abordar las necesidades urgentes de normalización en ámbitos estratégicos: elaborando normas con mayor rapidez alineadas con la agenda política y de innovación europea. La Comisión ha identificado áreas urgentes para el desarrollo de normas, como la producción de vacunas y medicamentos contra la COVID-19, el reciclaje de las materias primas fundamentales o la inteligencia artificial.
2. Mejorar la gobernanza y la integridad del sistema europeo de normalización: el sistema europeo es abierto, transparente, inclusivo e imparcial y debe recaer en los agentes europeos (es decir, las delegaciones nacionales —los organismos nacionales de normalización—) de los Estados miembros de la UE y del Espacio Económico Europeo (EEE) la decisión sobre las normas europeas, para limitar posibles influencias por parte de representantes de terceros países en las decisiones de sectores clave.
3. Reforzar el liderazgo europeo en materia de normas mundiales: el foro de alto nivel, junto con los Estados miembros y los organismos nacionales de normalización, establecerán un mecanismo para compartir información, coordinar y reforzar el enfoque europeo en los foros internacionales normalización (ISO, IEC e ITU).
4. Apoyo a la innovación: la Comisión pondrá en marcha un “impulsor de la normalización” para poner en valor los proyectos de innovación y anticipar las necesidades tempranas de normalización.
5. Formar a la próxima generación de expertos en normalización: el desarrollo de las normas, tanto a nivel europeo como internacional, se basa en las aportaciones de los expertos, por tanto, la Comisión fomentará un mayor conocimiento académico sobre las normas, organizando jornadas universitarias y de formación de investigadores.

En palabras de Javier García, director general de UNE, “esta estrategia reconoce que las normas son la base del mercado único de la UE y que las normas armonizadas publicadas en los últimos 30 años han permitido a las empresas demostrar el cumplimiento de la legislación de la UE, aportándoles grandes beneficios, así como a los consumidores. Las normas crean condiciones equitativas en el mercado interior y refuerzan la autonomía estratégica de una Europa más fuerte en el mundo, así como la seguridad de los ciudadanos europeos, dando respuesta eficaz a los grandes desafíos de la sociedad y las empresas”.

Galo Gutiérrez, director general de Industria y de la PYME del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha resaltado que “La normalización europea es un factor clave de competitividad industrial. Las instituciones de normalización europeas deben jugar un papel relevante a nivel internacional, y nuestro organismo nacional de normalización (UNE) debe ser la pieza que canalice e impulse las necesidades de normalización de nuestro tejido industrial”.

Por su parte, Elena Santiago, directora general de CEN y CENELEC, ha afirmado que “la Nueva Estrategia Europea de Normalización es la culminación de una amplia reflexión colectiva y una estrecha colaboración con la Comisión Europea sobre cómo hacer que el Sistema Europeo de Normalización se adapte al futuro. Como tal, reconoce el valor estratégico de las normas y proporciona un marco claro para una renovada colaboración con las instituciones europeas. La comunidad de CEN y CENELEC está preparada para comprometerse, para garantizar la recuperación sostenida y resiliencia a largo plazo de Europa y para ayudar a Europa a cumplir sus promesas”.

Descargas