El metaverso, versión perfeccionada de los gemelos digitales, y sus aplicaciones en la industria

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Tecnología
Visualizaciones del artículo Leído  2109  veces

La plataforma digital ABB Ability Energy ans Asset Manager, una herramienta muy útil.

El metaverso, versión perfeccionada de los gemelos digitales, y sus aplicaciones en la industria

La combinación del análisis de los datos recopilados por dispositivos en la plataforma digital ABB Ability™ Energy and Asset Manager, ayudan a conocer la actividad de la infraestructura de distribución de energía de las instalaciones, detectar las principales ineficiencias en base a un registro histórico de datos a lo largo de la toda la vida de nuestros activos, y hacerlo en cualquier momento y lugar gracias a su infraestructura en la nube.

El proceso generado tanto por el metaverso como por los gemelos digitales no podría llevarse a cabo y sería contraproducente si no poseyésemos una infraestructura que pueda ayudar a nuestra organización a ser eficientes monitorizando y gestionando los diferentes activos en tiempo real, permitiendo así un mantenimiento predictivo que reduce significativamente los tiempos de inactividad no planificados y los costes operativos. Además, estos sistemas de ABB permiten gestionar la energía de forma eficiente, para mitigar el consumo hasta un 25%.

Popularidad del metaverso

En el último año, la popularidad del metaverso ha incrementado considerablemente. Los principales actores digitales del mundo tecnológico de sectores como el Gaming y Retail ya han empezado a utilizar este nuevo mundo virtual para adaptarse a los nuevos cambios y necesidades que acontecen.

Las aplicaciones de esta recreación del mundo físico pueden ser múltiples, y en el caso de la industria pueden ser beneficiosas tanto para la productividad y el avance de los procesos como para la seguridad y confort de los trabajadores o usuarios. Si bien para poder remarcar las funciones del metaverso dentro del sector industrial es necesario primero hablar de gemelos digitales, que podrían definirse como una réplica digital de un objeto físico o de un proceso, gracias a las mediciones de los datos en tiempo real que potencian y mejoran los resultados de la organización. En concreto, estas simulacion de la realidad permiten la obtención de datos de forma continua, cálculos predictivos o réplicas de su comportamiento para prevenir fallos durante su funcionamiento real.

Los gemelos digitales ayudan en el ahorro de costes y tiempos de ejecución principalmente porque evitan la necesidad de realizar pruebas reales, que en algunos casos pueden ser destructivas, a la vez que optimizan los costes de explotación a través de la supervisión y la monitorización remota del activo en cuestión. Generalmente, las pruebas en ambientes controlados como son los laboratorios requieren de mucha planificación, y toman un largo tiempo para poder generar las diferentes muestras; además, las limitaciones del espacio del laboratorio y de flexibilidad en presupuesto producen que el rango de variantes que se puedan estudiar es menor. Sin embargo, estas simulaciones permiten una mayor variedad de estudios incluso de forma simultánea que agilizan el proceso de innovación.

Actualmente pueden simularse casi todos los procesos del ciclo de vida de un producto y las posibles consecuencias y resistencias de estos productos a condiciones extremas de forma precisa. Precisamente ABB hace un uso extensivo de la simulación en el desarrollo de productos que permiten a la vez acortar el tiempo de desarrollo de los productos y su vida útil en sus aplicaciones.

Algunas de sus principales ventajas son la creación de espacios de trabajos virtuales, aumento de la seguridad, ahorro de tiempo y costes.

Ventajas

El metaverso está considerado la evolución de los gemelos digitales. Es un entorno donde confluye el espacio físico con el virtual en un espacio compartido de forma online. Este mundo crea la posibilidad de generar avatares personales capaces de recrear todo tipo de acciones y actividades, que pueden tener repercusión en la vida real.

La principal diferencia con los gemelos digitales es que estos copian o recrean el funcionamiento de un activo real, mientras que el metaverso no tiene por qué recrear un espacio o activo físico. Ello garantiza la posibilidad de crear múltiples situaciones en la creación de nuevos productos que ayudarán a tomar las mejores decisiones para la prosperidad de la organización y para predecir los diversos resultados incluso a largo plazo. Como consecuencia, se podrá incrementar la competitividad a través de productos más fiables y más preparados para posibles condiciones adversas, gracias a un mejor mantenimiento remoto.

A modo general, la principal aplicación actual del metaverso es la recreación de espacios de trabajo virtuales y remotos, donde se realizan reuniones y presentaciones internas o a clientes en espacios virtuales que permitieran una muestra concreta de funcionamiento e incluso de procesos de fabricación del producto que, por requisitos de seguridad, distancia o tiempo, no pueden ser vistos en directo.

Haciendo hincapié en este tema, proporciona un elevado nivel de seguridad y confort para los usuarios, sobre todo en el proceso de fabricación, ya que, al no necesitar una vinculación con los productos existentes, es posible realizar este tipo de simulaciones para producciones peligrosas. De igual manera, también ofrece la posibilidad de conocer cuáles son los principales riesgos laborales a través de la recreación con avatares de la fábrica u oficina con las funciones diarias para evitar pequeños accidentes. Otra aplicación del metaverso es que puede ayudar a conocer la cantidad exacta de trabajadores necesarios para un trabajo en concreto, y que robots o máquinas son las que nos permitirán mejores soluciones.

Precisamente, es la gestión adecuada de los diferentes activos a través de estos sistemas la que puede permitir la utilización de los gemelos digitales con eficacia y la posible utilización en un futuro cercano de un metaverso en cada organización del sector industrial.

 

Descargas